¿SE PIERDE O NO LA SALVACIÓN? – ¿QUÉ DICE LA BIBLIA?

En este artículo tocaremos un tema que ha provocado mucho debate: ¿La Salvación se pierde o no?

Actualmente en las redes sociales, sitios de debates, en las iglesias, las calles, se escucha a cristianos debatiendo y a veces hasta discutiendo, sobre si la Salvación se pierde o no. Muchos de estos debates surgen porque unos siguen el calvinismo (salvación no se pierde) y otros el  arminianismo (salvación sí se pierde). Lo primero que queremos aclarar es que esto ya había pasado:

1 Corintios 1:12-13 “Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolosy yo de Cefasy yo de Cristo.13 ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?”

No cometamos los mismos errores, no digamos soy calvinista o soy arminiano, digamos soy de Cristo, al que debemos seguir es a Jesús y lo que dice la Biblia, no a hombres, el que murió en la cruz fue Cristo.

Aclarando esto primero, vamos a analizar este tema a la luz de la Biblia. ¿Se pierde la salvación o no? Ni siquiera esa es la pregunta correcta. ¿A que nos referimos? Un cristiano no debería preguntarse si pierde o no su salvación, debería preguntarse: ¿Soy un verdadero cristiano o no?

Actualmente mucha gente se llama cristiana, pero en realidad no lo son, vamos a ver bíblicamente quién es un verdadero cristiano y qué promesas hay para él.

1-      Un verdadero cristiano:

Primero veamos quien lavó nuestros pecados:

Apocalipsis 1:5 “y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,”

El verdadero cristiano que ha nacido de nuevo no practica el pecado ni hace las cosas que hace el mundo:

1 Juan 5.18 “… todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado, pues aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca”.

Un verdadero cristiano no anda conforme a la carne:

Romanos 8:1 “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.”

El verdadero cristiano nunca vuelve atrás de donde salió, siempre avanza y nunca retrocede:

Hebreos 10:39 “Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.”

Jesús promete al verdadero cristiano vida eterna y que nadie lo podrá arrebatar de la mano del Padre:

Juan 10:27-29 “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadielas arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. “

Un verdadero cristiano permite que el Espíritu Santo de Dios trabaje en él y lo obedece, además se le manda a hacer varias cosas:

Efesios 4:30 “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención31 Quítense de vosotros toda amarguraenojoiragritería y maledicencia, y toda malicia32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiososperdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”

Un verdadero cristiano se ocupa de su Salvación como lo ordena Pablo:

Filipenses 2:12 “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,

En el versículo anterior vemos como Pablo le indica a los cristianos que se ocupen de su salvación. Finalmente a los verdaderos cristianos nadie podrá separarlos del amor de Dios:

Romanos 8:38-39 “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerteni la vidani ángelesni principadosni potestadesni lo presenteni lo por venir39 ni lo altoni lo profundoni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. 

Ahora veamos que dice la Biblia de los que se llaman cristianos, pero no lo son:

2- Un falso cristiano:

En este versículo explica que los falsos cristianos no permanecen:

1 Juan 2:19 “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotroshabrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.”

Muchos que se llamaban a sí mismos cristianos le dirán a Dios todo lo que hicieron en su nombre, pero el Señor les dará una respuesta muy dura:

Mateo 7:22 “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”  Y entonces les declararé: Nunca os conocíapartaos de mí, hacedores de maldad.”

Vemos como el que persevera es el que tiene a Dios, un falso cristiano no persevera y no tiene a Dios, aunque se auto-nombre cristiano:

Mateo 24:11-13 “11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

2 Juan 1:9 “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Diosel que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.

Un cristiano verdadero se guarda para no ser arrastrado y caer, un falso cristiano se deja llevar por el mundo y cae:

2 Pedro 3:17 “Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaosno sea que arrastrados por el error de los inicuoscaigáis de vuestra firmeza.

Son muchos los llamados, pero pocos serán los elegidos, pocos son los verdaderos cristianos:

Mateo 20:16 “Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

Tanto a un verdadero cristiano como a uno falso lo conocemos por sus frutos:

Mateo 7:20 “Así que, por sus frutos los conoceréis.

Finalmente una advertencia terrible para los falsos cristianos:

2 Pedro 2:21-22 “Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocidovolverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.”

Conclusión

No perdamos el tiempo preguntándonos o discutiendo si la salvación se pierde o no, más bien preguntémonos a nosotros mismos: ¿Soy realmente un verdadero cristiano como la Escritura manda? Según la Biblia ser un verdadero cristiano implica que no pequemos, la pregunta para tí es: ¿Desde el momento que te hiciste cristiano no has pecado? ¿No has dicho mentiras? ¿No cometes ni un sólo pecado? ¿Nunca has hecho algo malo contra tu prójimo? ¿Desde que eres cristiano nunca has violado un mandamiento? Sabemos que la respuesta sincera será que: sí has pecado desde que te hiciste cristiano, ¿implica esto entonces que no eres un verdadero cristiano? De ninguna manera, porque a un verdadero cristiano se le manda a perseverar, Pablo, como vimos antes, nos manda a ocuparnos por nuestra salvación con temor y temblor, un verdadero cristiano debe crecer día con día, y si peca arrepentirse de su pecado y perseverar, claro está que otra cosa es: conocer el camino de Dios, dejarlo todo y volvernos a la carne, volver al lugar de donde Dios nos sacó, esos no son verdaderos cristianos y mejor les habría sido no conocer la verdad, pero claro que un cristiano tiene que luchar por su salvación.

Luchemos día a día por mantener nuestra Salvación para al final poder decir:

2 Timoteo 7-8: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. ”

Nadie dijo que ser un verdadero cristiano sería fácil, pero por eso se nos llama a perseverar y nunca retroceder. Gracias a la muerte de Jesús tenemos acceso a la Salvación, no por obras para que nadie se gloríe, si no por gracia, porque Él llevó nuestros pecados en la cruz, así que no descuidemos una Salvación tan grande a la cual se nos ha dado acceso:

Hebreos 2:3 “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,”

El fin de toda nuestra fe en Jesucristo, la cual será probada, es obtener la Salvación de nuestra alma, así que debemos perseverar en mantener nuestra fe hasta el final:

1 Pedro 1:5-9 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fepara alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Así es, el fin de vuestra fe es la Salvación del alma. Veamos este otro pasaje donde Pablo escribe lo siguiente a la Iglesia de los Corintios:

1 Corintios 15:1-2 “Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvossi no creísteis en vano.”

Debemos retener la palabra para ser salvos, además se nos llama a contender por la fe contra las falsas doctrinas:

Judas 1:3 “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.”

Debemos estar firmes porque la misma Escritura dice:

Mateo 24:24 “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Finalmente, si conoces a alguien que esté en alguna secta que diga que son salvos y pueden hacer cualquier cosa (fornicar, emborracharse, adulterar, etc.) porque ya son salvos por gracia, por favor sácalo de ahí porque ahora surgen cada vez más sectas de este tipo donde tienen a las personas ¡engañadas!

A las personas que dicen que pueden hacer lo que quieran porque son salvos por gracia, recuerden lo que la misma Biblia dice:

Romanos 6:1-2 “¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

No pierdas el tiempo discutiendo con tu hermano si la Salvación se pierde o no, la Salvación siempre está allí disponible para el que la quiera, Jesús murió por tí y por mí para que pudieramos salvarnos, tenemos acceso a esa salvación no por nuestras obras si no por gracia. Más bien usa tu tiempo para hablar del plan de salvación a personas que no lo conocen, enséñales como, según la Escritura, una persona puede ser salva e instalo a obedecer los mandamientos, a imitar a Jesús en todo, a aborrecer el pecado, ayúdalo a perseverar en su fe hasta el final.

Finalmente si piensas que la Salvación no se pierde, de igual forma debes obedecer los mandamientos, perseverar en la fe, aborrecer el pecado, estar en el Espíritu y no en la carne, etc. el hecho de creer que no se pierde no implica que puedas obviar todo lo que la Escritura dice que un verdadero cristiano debe ser y hacer. Por otro lado si crees que la puedes perder, de igual forma debes obedecer los mandamientos, perseverar en la fe, aborrecer el pecado, estar en el Espíritu y no en la carne, etc., Así que dejemos de discutir sobre este tema y usemos nuestros esfuerzos para contarles a otros que Jesús murió en la cruz por ellos para que por gracia puedan ¡Ser Salvos! Cumplamos con esto:

Marcos 16:15 “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.”

Luchemos por llevar el mensaje de Salvación a toda criatura.

¿No conoces el Plan de Salvación? Léelo da clic aquí:

Esperamos que este artículo sea de edificación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *